5/05/2010

Secretos y piedras

Uno de los mejores regalos de reyes que recuerdo, fue un libro, titulado "el secreto". El libro en si, parecia pomposo, comercial y baboso, en gran parte, es lo que parece ser. Esta escrito de forma bastante vulgar y repetitiva, como buen best seller que debe ser. Procura mantener el misterio, pues su base es un simple concepto, la ley de la atracción. En un cerebro, existen numerosas maneras de procesar la información, de hecho, cada religión es una. En gran medida, una forma de pensar, esta marcada por el lugar, el tiempo, y los encuentros. Si naces en un pueblo apartado, en una época de libertad limitada, y tus encuentros son mínimos en cantidad y calidad, es casi seguro que no sepas evolucionar mas allá de esos parametros. La filosofia es otro sistema operativo de la mente, y contrariamente a lo que pareceria mas lógico, la forma de pensar de las personas, no suele ser la mas práctica o rápida para sus mentes, si no, la que les han enseñado, y dificilmente se sale de ese circulo vicioso. En este caso, el libro aporta un aparentemente "nuevo" concepto. Sigue unas reglas que parecen ser la unión de varias modalidades de "nuevas tendencias", habla sobre el poder del pensamiento, la capacidad para atraer circunstancias a nuestra vida. Esta claro, que la mejor manera de vendernos la idea, es centrandonos en una espiritualidad consumista, donde el dinero, el amor, y la salud estan al alcance de todos. Por supuesto, si las cosas no llegan, es porque no es el momento, o poque no se ha deseado con suficiente intensidad y continuidad; algo que recuerda mucho, a las "excusas" presupuestas que da el capitalismo, tu trabajo o negocio a fracasado por tu ineptitud, o has de tener paciencia, ya llegará tu turno. A pesar de ello, se puede conseguir mucha belleza en el mensaje, pues la idea en si, no miente. El simple hecho de saber que deseas, y pensar sobre ello, aumenta el campo de posibilidades, nos acerca al objetivo, e incluso, puede llegar a cuestionar si realmente deseamos eso, abandonando así la necesidad, y obteniedo algo muy parecido a lo que añorabamos, la facultad de aceptar que eso no es una verdadera obligación, si no, una opción. En la ley de la atracción, tambien se añade el concepto de maestro, donde cada persona puede enseñarte algo, y en algunos casos, muchas cosas. Eso es realmente cierto, pues es imposible que una persona haya recorrido los mismos caminos, y para conocerse a uno mismo, es necesario tratar con muchas mentes dispares, aprender y olvidar de ellas. Es curioso, que de niños solemos vivir nuestros mejores y peores momentos, de infantes ignoramos mucha información, que nos influye a la infelicidad, al igual que el desconocimiento en muchos casos, nos resulta injustamente cruel en la niñez. El mas importante concepto que enseña el libro, es el concepto de dar y recibir, que aunque en el libro se exprese como una especie de negocio cósmico, ya es algo con lo que empezar. Dar y compartir de forma desinteresada, es el mejor autoregalo que uno puede hacerse. Pocas cosas hay mas tristes, que disfrutar solo, los grandes placeres de la vida (aquí descarto el onanismo). A la vez, siempre se recibe algo, que a veces resulta impercentible, como la compañia, el tiempo, o una mera sonrisa. Hacer feliz a alguien, es un gusto que recomiendo energicamente, empezando, por uno mismo. Hace tiempo, quise participar mas activamente en el poder del deseo, llegar a convencer a alguién, de que el/la influye en su vida. El método para conseguirlo, puede ser mas o menos lícito según la moralidad de cada uno, pero mala fe no hay. El caso es que escribí una historia, mitad real mitad fantasia, que acabó colgada en un anuncio de Ebay, y era la siguiente...

"Concédeme 5 minutos solo, es comprensible que te hayan intentado timar 100 veces, es normal, mucha gente tiene la creencia de que solo se puede vivir bien con mucho sudor o engañando, esto es cierto si lo crees así.

Hace un tiempo me sometí a una operación, un tumor alojado en el clivus (hueso que une el esqueleto al cerebro). La operación fue por la nariz, y por causas desconocidas, tuve 2 infartos cerebrales.

Estuve en coma 15 días y desperté solo moviendo un poco la mano izquierda y los párpados. Quise morir durante cada minuto, hasta que al final tuve un sueño revelador.

Soñé un episodio de mi infancia, donde descubrí una gran piedra, por el contrario también vi a mi prima enseñarle su cosita a mi hermano, como represalia ella me abrió la cabeza con una azada.

Sangré mucho pero conseguí contarlo. Tuve una revelación, soñé que trozos de esa gran roca contenían frases sencillas, y que en parte supere ese incidente gracias a la roca.

Yo no podía hablar, pero disponía de un comunicador (es un gran papel lleno de letras, como una güija, donde señalas letra a letra que quieres decir). Cuando vino a verme al hospital mi mejor amigo, le expliqué por ese método, que consiguiera un trozo de esa piedra, escribiese una frase, y me la trajera a mi habitación.

Imaginar, le pedí un trozo de piedra que estaba a 200 Km, situada a las cercanías de una casa rural (yo estaba en Barcelona y le pedí ir a Reus, a por un trozo de piedra nada menos!). Mi amigo pensó que estaba loco (y quizás fuese medio cierto).

Como es natural, no me hizo caso, me daba escusas y pensaba que algo no funcionaba bien en mí cabeza. En el instituto Guttmann donde hacia rehabilitación, un par de psicólogos me hicieron varios test para comprobar si mis funciones superiores funcionaban como siempre, aprobé las pruebas con creces, eso me dio credibilidad, aparte vino a verme una amiga de Reus, que empezó a salir con mi amigo.

Esos dos factores ayudaron a conseguir mi preciado trozo de piedra con una frase apuntada en ella. En los meses siguientes leía y hacia viva la frase escrita, y apretaba la piedra.

Ahora hace año y medio de eso, vivo solo y voy en muleta. Mi lado derecho aún sigue atontadito, pero el cambio es como del día y la noche. Sera la piedra? La frase? El yo repetirlo y visualizarlo? La suerte? Mi capacidad de regeneración? No podría decirlo con certeza, pero desde eso mucha gente me ha pedido piedras (saco trozos de la piedra original).

Un día recibí un encargo de fuera de España, y pensé, que tanto yo como otros tenían el mismo derecho a tener salud, amor, creatividad, etc. Así que en mi tiempo libre, he decidido dar piedras a quien quiera del mundo, el precio 1 Euro, algo simbólico, pues debo picar la piedra y escribir en ella, aparte, enviarla y pagar comisiones, realmente, no es rentable, pero te estoy dando algo que a mí no me ha costado nada, por tanto me parece justo y razonable esa cantidad. Ahora ya voy por mi segundo libro, y espero y deseo que os sirva cada piedra igual que a mí."

El anuncio llego a tener un éxito considerable, con cientos de visitas y unos 10 compradores. Segun el deseo de la suerte que deseaban mejorar, se imprimia una palabra en la piedra, y escribia una cartita a cada sujeto, con unos metodos de auto-hipnosis adaptada a cada "paciente".
La piedra valia 1 euro, pero los gastos de envio 6,90; paramos la venta de estas, pues era muy laborioso el proceso de envio, aunque el "experimento" ya estaba hecho, es mas, aun hoy me piden alguna piedra. Recibí varios agradecimientos contandome que la piedra funcionaba (era un trozo de pedrusco vulgar, recojido en una cantera ), realmente era muy hermoso haber colaborado en alguna manera a conseguir la felicidad de una persona. Un dia me llegó un mail muy caustico acusandome de charlatan y caradura, respondí, y acabó por comprarme una. Creo firmemente que uno influye en su vida, y en el poder del deseo, que puede parecer inocuo, pero el mismo efecto placebo es algo aceptado cientificamente, y si uno puede influir en su sistema inmunologico, también lo puede hacer en el exterior, con confianza, elecciones mas acertadas, valentia y aprobación.

4 Comments:

Blogger AnnLee said...

Vaaalee..

Siempre he sabido, de una u otra forma, que las palabras tienen su poder, por eso llamar deseo a algo o usar la expresión 'hacer realidad tus deseos' es tan engañosa, y hasta dañina.

Lo que aportaban tus ventas era esperanza, muy distinto de la maratoniana búsqueda de la consecución de fines que esos libros o historias venden, la cual además termina convirtiéndose en frustración porque 'el genio de la lámpara' no aparece.

Esperar, esperanza, esperar con fuerza, son conceptos o palabras más adecuadas que deseo. Tener esperanza activa es lo que hacían las personas que compraban tus piedras. Sí, es importante en ese sentido lo que les diste, por eso Vaaaaaale x) y
Gracias :)

Lo demás me lo callo :P

Firmado: Placebo

P.D.: Quiero ser piedra y quiero una piedra :)

8:10 a. m., mayo 05, 2010  
Anonymous Anónimo said...

jo, que despiste, el comentario en Aureola iba en Secretos y Piedras.....sabras perdonarme algun dia.....:) mamivirtual

8:17 p. m., mayo 06, 2010  
Anonymous Anónimo said...

O sea, que ahora tienes poder de censura......seguro que no lo haces....muacks, mamivirtual

8:17 p. m., mayo 06, 2010  
Blogger Keve said...

No censuro, es para evitar spam, si no verias anuncios de viagras y enlarge your penis.

9:08 p. m., mayo 06, 2010  

Publicar un comentario

<< Home