5/21/2010

La gata




Hoy, la gata de mis padres, sufrió una trombosis, una especie de embolia que la paralizo las patas traseras. Ella misma, se mutilo parte de sus dedos, mordisqueándoselos hasta quedar colgados. Se ve, que es algo que hacen debido al dolor, por no se bien que causas. El veterinario ha sido claro, ha perdido la movilidad, sus patas están frías porque no llega sangre, su cuerpo se está pudriendo en vida. Hay que evitar que ella se auto mutile, hay que tomar medicación drástica y caustica. Ha perdido los esfínteres, y hay que sondarla. Es una gata muy mayor y obesa, todo está en su contra. El dolor es horrible, y han tenido que ponerle morfina, el doctor ha recomendado sacrificarla. No parece haber más opciones, me despedí de ella y seguramente ya estará muerta a estas horas. Era una gata muy pasiva, desde niña la adoptó una anciana, que era diabética, y apenas se podía mover. Vivió encerrada en una habitación muchos años y un día, su cuidadora murió, y la iban a sacrificar. Mi madre la adoptó, al igual que a Nicolás, que quedó “huérfano” al morir su madre humana. Ambos sobrevivieron a sus amos, y ambos iban a acompañarles en la muerte, fueron fieles animales de compañía, hasta que una decisión, elegida o no, dictaminó que su contrato había expirado por defunción. No creo que ambos animales fueran conscientes para decidir, para mí, eran 2 pequeños robots biológicos, traumatizados por sus vivencias. Aunque yo quería y quiero a esos artilugios de carbono, a fin de cuentas, yo también soy un dispositivo altamente más complejo, pero máquina, de huesos, y no metal, de nervios, y no cables, de neuronas, y no microchips. Aunque yo no he decidido, la habría sacrificado, al igual que así ha decidido la familia, esa es mi responsabilidad como conciencia compleja, formar parte de una extinción o supervivencia masiva. Algo ha pasado, no recuerdo el nombre de la gata, creo que no quiero acordarme; hoy pesa más la consciencia, hoy Gertrudis murió, hoy decidí matar a un aliado.


Foto tomada de elpais.com

1 Comments:

Blogger AnnLee said...

Como felino me pregunto que haría yo con los integrantes defectuosos de mi especie, los que sufren dolores horribles y que no tienen otra opción que la de autodestruirse en un corto período de tiempo.

6:58 a. m., mayo 22, 2010  

Publicar un comentario

<< Home