11/10/2007

Chatarra Cósmica

Poco a poco el hombre se volvió mas codicioso, empezó por un coche por familia y una casa, y fue poseyendo hasta un vehiculo por cónyuge, y una casa para el fin de semana. Mas tarde un utilitario para la prole, y un piso para independizarse. Las ciudades repletas de automóviles, y residencias construidas sobre empresas y mas y mas hormigón. Los países subdesarrollados no quisieron ser menos, y miles de toneladas de pintura, metal y cemento rodeaban la tierra. Pronto los recursos escasearon y fueron a traerlos de otros planetas vecinos. La construcción y acumulación fue subiendo exponencialmente, tanta fue que el globo empezó a temblar, pero tenían que atender las demandas, y un día el mundo empezó a caer entre el negro universo. La ley de la gravedad se fue a la mierda, y durante un par de días la gente vivió a oscuras, mientras todo giraba como un inmenso balón. La gente empezó a usar linternas y a prepararse con colchones por si chocaban contra algo. Y así fue, nuestro planeta choco contra un suelo negro de un material parecido al poliexpan, que amortiguó la caída, a pesar de ello la tierra se resquebrajo, y dio a conocer su verdadera naturaleza. Se trataba en realidad de un inmenso huevo, que junto el calor del culo del universo, generado por soles caídos empezó a freírse lentamente. La sociedad se dividió en dos partes, por un lado la comunidad científica, sorprendida por los acontecimientos poco explicables, Por otro la rama místico-religiosa, adoradores de plumas y cáscaras Se profetizaron varios eventos, el mas extendido fue que un día surgiría de los cielos un mendrugo de pan de dimensiones bíblicas, y destruiría la yema y lo que encontrara a su paso. Los pensadores hicieron caso omiso a las profecías, además, la parte mas fría de un huevo frito es la yema, además de ser el punto mas álgido. Ya no existían noches, pero lo que equivalía a una, un sol cayo a poca distancia luz, y subió la temperatura del suelo, murieron achicharrados como chicharrones los habitantes de la clara. A pesar de la desgracia, fueron buenos tiempos para la ciencia, se pudieron responder 4 grandes preguntas del hombre.
Quien somos? Somos microbios de un huevo.
De donde venimos? Restos de polvo, excrementos y mucosa que propiciaron al movimiento premeditado.
Adonde vamos? A ningún sitio, aseguramos nuestra especie reproduciéndonos y expandiéndonos.
Que va antes, el huevo o la gallina? Primero va el culo.
Los científicos determinaron que los planetas que antes vivían cerca del nuestro, también eran huevos. Fueron tiempos muy tranquilos, unos cuantos siglos de unión y armonía, pero junto con las nuevas generaciones, los intereses tomaron muchos caminos, y tarde o temprano volvieron a tener la necesidad de acumular y poseer. Así fue como la yema cedió, y la civilización sucumbió ahogada en una muerte de dulce sabor, nunca supe, si el inconformismo fue un arma de la evolución, o un antibiótico de seres mayores .


Dedicado a las pocas personas que leen mi blog y me apoyan, aunque para que engañarse, cualkier fotoblog de 15añera enseñando su escote tiene mas exito.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Jeje No cambias, mordaz hasta el fín.
Siempre hay a quien no le interesan los blog de las quiceañeras enseñando su escote y más teniendo algo bueno que leer.
Tu sigue así, que yo por lo menos te seguire leyendo.
Besos de gorrión.

9:37 p. m., noviembre 10, 2007  
Anonymous Anónimo said...

Para qué engañarse,cada cual muestra lo que tiene. Unas, el escote, vaya... el tiempo pasa inexorablemente hasta dar con la mayor firmeza por los suelos.

Sin embargo, pocos tienen el recurso de acudir al refugio de su mente, y abrir sus puertas a un reducido grupo de privilegiados, con quienes compartir su perenne creatividad.

Me encantas.

Saratz :**

2:11 p. m., noviembre 11, 2007  
Blogger AnnLee said...

Soy una quinceañera y te enseñaré mis tetas si prometes seguir contándome tus cuentos :)

4:52 a. m., abril 25, 2010  

Publicar un comentario

<< Home